Unidos en el rechazo

Publicada el

spot_img

La oposición está hiper fragmentada en el Concejo Deliberante, pero todos los bloques rechazan el juego «online» en la ciudad de Córdoba.

Todo el arco opositor demanda la sanción de una ordenanza que no deje ningún margen de dudas. Será el caballito de batalla desde el minuto cero del nuevo período legislativo del Concejo Deliberante. Desde el oficialismo afirman que ya hay una ordenanza que lo prohíbe y le atribuyen a la oposición hacer su juego político en medio de la interna de Juntos por el Cambio.

Los opositores retrucan con el argumento de que la actual normativa tiene una zona de grises y fisuras por donde podría colarse el juego en línea en la ciudad. Además, rechazan el argumento de la gestión peronista que advierte de la facultad de regulación de la Provincia, vía Lotería, que será la autoridad de aplicación de la ley que legaliza el juego online en territorio cordobés.

El proyecto de los ediles opositores es simple y contundente: tiene un solo artículo que encierra la única posibilidad que tiene –según sus promotores– la gestión Llaryora: la prohibición al juego online en la capital cordobesa, tras la sanción de la ley que lo regula (lo legaliza) a nivel provincial.

No sólo las distintas fuerzas políticas de la oposición se expresaron abiertamente en contra del juego en Córdoba, también lo hicieron organizaciones sociales y de credos. En pleno ebullición de la polémica, representantes de instituciones religiosas reclamaron no avanzar con la legalización del juego online en la provincia, entre ellas, la Pastoral Social y de Adicciones de Córdoba, el Consejo Pastoral Evangélico de Córdoba y el Comipaz.

“Prohíbase en el ámbito de la Ciudad de Córdoba la prestación del servicio de juegos de azar, apuestas mutuas y actividades conexas, realizadas en forma ‘online’, virtual y mediante cualquier dispositivo electrónico y/o tecnológico”.

Desde los radicales atomizados en cuatro bloques hasta las dos edilas del PRO, pasando por los vecinalistas y los juecistas, han plasmado su firma en la iniciativa impulsada por el edil Juan Pablo Quinteros (Encuentro Vecinal). El Frente de Izquierda no estampó su firma en el proyecto, pero también fijó su posición en contra del juego on line en el ejido municipal.

La unidad en el rechazo es la principal fortaleza que exhibe el proyecto no oficialista que será la bandera que enarbolarán los opositores desde el minuto cero del nuevo año legislativo del cuerpo deliberativo de la ciudad.

Radicales, juecistas y vecinalistas le achacan al Ejecutivo municipal hacer la “vista gorda” en este tema sensible que afecta “a los más pobres”. Demandan seguir el acuerdo histórico desde hace dos décadas de que la ciudad le viene diciendo no al desarrollo de los juegos de azar en su ámbito territorial.

 “La Municipalidad de Córdoba, a través de su Concejo Deliberante, tiene que ser clara y tajante respecto al juego online y la ley aprobada por la Legislatura” Juan Pablo Quinteros 

“Nada vuelve del juego. Se mete la mano al bolsillo del que más necesita y no le vuelve a la gente recursos y en mejoras de vida. Esto se queda en esa caja de los negocios y las apuestas que no va a mejorarle la vida a la gente sino a empeorársela”, dijo Olga Riutort (Fuerza de la Gente), quien actúa en tándem con el vecinalista en varios proyectos presentados.

Rechazo radical

Pese a la atomización de los radicales en cuatro bloques, los boina blanca coinciden todos en su rechazo a que se introduzca el juego en línea en la ciudad y apuntan su embestida al máximo nivel del Gobierno municipal.

Juan Negri, jefe del bloque Córdoba Cambia, advirtió del silencio del intendente en torno a este tema. En una carta pública, el radical le pidió a Llaryora que se exprese  claramente en contra del juego online en la ciudad.

En este sentido, sumó: “Que le de tranquilidad a los cordobeses que cuando se reglamente la ley provincial, el municipio y él harán todo lo que tengan que hacer para que no funcionen ningún tipo de estas páginas web en la ciudad”.

Su correligionario en Evolución, Esteban Bria, destacó que “Córdoba ha dado muestra de una férrea oposición a la legalización del juego en la ciudad y creo que es un criterio que debe mantenerse”.

“Con este tema una cosa es regular y otra muy distinta es hacer cumplir la regulación, es verdad que hay una ordenanza que lo prohíbe pero como todo lo bueno suele encontrar fisuras y más cuando del gobierno hacen la vista gorda”, puntualizó.

Alfredo Sapp, titular de la bancada UCR, alimentó el debate con una verdad de perogrullo que se desprende del juego: “La banca siempre gana”.

“Obviamente, los pobres son los que históricamente pierden y van a ganar los que históricamente ganan, que son las minorías que conforman un poder económico muy concentrado”, aseveró.

El edil radical Lucas Balian (Vamos Córdoba) se pronunció a favor de volver a decirle que no al juego en Córdoba. “Debemos lograr el compromiso de que se sancione esta ordenanza en tiempo y forma, por más no sea al principio del próximo período ordinario de sesiones”, apuntó.

Votos macristas y juecistas

Los concejales Ricardo Aizpeolea y Armando Fernández reafirmaron su rechazo en línea con la posición histórica del Frente Cívico que fue plasmada en una ordenanza durante la gestión de Luis Juez que luego fue derogada al sancionarse el Código de Espectáculos Públicos -en la administración de Daniel Giacomino-, aunque esta última normativa regula idéntica prohibición.

 “Córdoba no debe ser facilitadora de negocios millonarios a sectores empresariales a costa de la salud y la economía de sus vecinos. Córdoba debe mantenerse firme en su histórica posición contra el juego y la lucha contra la ludopatía”

Dentro de la bancada Córdoba Cambia (la versión Juntos por el Cambio en el Concejo), las edilas del PRO Eugenia Terré y María Iglesias también dieron cuenta de su negativa al juego online en la ciudad.

“La ciudad de Córdoba, desde hace décadas es ‘libre de juego’, y más allá de la tradición, estamos convencidas que regular las apuestas y el juego no es la solución”, expresaron las macristas que responden políticamente a la diputada Soher El Sukaria.

De esta manera, su posición choca con la de los legisladores del PRO que promovieron la ley provincial, lo que alimenta la interna del partido amarillo. De todos modos, las edilas manifestaron ser respetuosas  de quienes opinan diferente, dentro y fuera del partido, y valoraron la tarea de los parlamentarios del mismo espacio que consideraron que este tema tan sensible debía regularse. “Aún en la disidencia, respetamos su decisión”, acotaron.

La oposición promete ir a fondo con todo el arsenal disponible y los resortes parlamentarios para dar la batalla en el plano legislativo. El escenario en el Concejo es casi de paridad, los 15 opositores demandan una nueva ordenanza que deje explícito la prohibición del juego online en la ciudad, aunque se topan con la mayoría oficialista por un voto que le garantiza la cláusula de gobernabilidad.

No obstante, si el oficialismo mantiene su tesitura de no innovar, y ante el avance de la regulación por parte de la provincia (Lotería de Córdoba será la autoridad de aplicación de la ley en todo el territorio cordobés), los ediles opositores anticipan la disputa en terreno judicial.

“Si todos estamos de acuerdo en el fondo de la cuestión -por la prohibición de este tipo de juego-, en todo caso lo que abunda no daña”, enfatizaron los opositores en un tiro por elevación a la gestión Llaryora para que habilite una discusión frontal en el Concejo y se avance con la sanción de esta ordenanza que busca no dejar ningún margen de dudas en la normativa de la ciudad.

“El municipio tiene autonomía y poder de policía para regular en esta materia y nadie se puede hacer el distraído o mirar para otro lado. O se está a favor o se está en contra, y si le decimos no al juego en la ciudad, no se pueden admitir actitudes ambiguas” Quinteros.

Desde el oficialismo insistieron en su postura de que existe “una ordenanza que prohíbe” el juego en la ciudad y no quieren hablar más del tema. En su negativa de exponer abiertamente su posición, argumentaron que no quieren alimentar el juego político que busca la oposición en medio de la interna de Juntos por el Cambio.

El último en pronunciarse al respecto fue el viceintendente Daniel Passerini, quien un día después de la sanción de la ley por parte de la Unicameral sostuvo que “en la ciudad no se modifica nada, porque ya tiene una ordenanza” que incluso “fue ampliada en 2017 donde prohíbe juegos electrónicos”.

“Esta es una discusión de regulación que es una facultad que tiene la provincia donde claramente al Concejo se quiso introducir una discusión para participar de un debate legislativo” Daniel Passerini

Justamente, la regulación por parte de quien será la autoridad de aplicación de la normativa a nivel provincial (Lotería de Córdoba) es clave para la oposición en la capital. Este punto resulta neurálgico para los no oficialistas y promete sumar varias instancias en la batalla opositora en todos los frentes, incluido el judicial en torno a la autonomía de la Municipalidad para regular en esta materia.

Últimos artículos

Posgrado en IA en San Francisco 

El Centro Regional de Estudios Superiores (Cres) de San Francisco ha anunciado el lanzamiento...

Belgrano e Instituto se midieron en amistosos 

Belgrano e Instituto, dos equipos tradicionales de fútbol de Córdoba, se midieron en dos...

Llega la Fiesta de la Bagna Cauda 

La tradicional Fiesta de la Bagna Cauda en Calchín Oeste atrae a miles de...

Calamuchita: decomisaron 1500 kilos de carne y clausuran dos frigoríficos

En la localidad de Villa Amancay, perteneciente al departamento de Calamuchita, el Ministerio de...

Más temas

Posgrado en IA en San Francisco 

El Centro Regional de Estudios Superiores (Cres) de San Francisco ha anunciado el lanzamiento...

Belgrano e Instituto se midieron en amistosos 

Belgrano e Instituto, dos equipos tradicionales de fútbol de Córdoba, se midieron en dos...

Llega la Fiesta de la Bagna Cauda 

La tradicional Fiesta de la Bagna Cauda en Calchín Oeste atrae a miles de...