InicioProvincialesLuqueCreó una app de delivery para ayudar a los comercios de Luque...

Creó una app de delivery para ayudar a los comercios de Luque y fue destacado por Google

Publicada el

spot_img

Gastón Saillén, el programador argentino que fue destacado por Google en la conferencia mundial Android Summit por el impacto de su aplicación de delivery en la comunidad de Luque, Córdoba

Hace una década, Gastón Saillén era un joven estudiante de ingeniería de informática que daba sus primeros pasos en la programación en la Universidad Aeronáutica de Córdoba. Allí aprendió los conceptos y herramientas básicas para el desarrollo de software, un conocimiento que, al poco tiempo, comenzó a aplicar en lo que se convirtió su principal interés: los teléfonos móviles.


“Un día me di cuenta lo presente que estaban estos dispositivos en la calle, en la parada de colectivo y en todo momento. Es una herramienta que está disponible todo el tiempo y ahí vi la oportunidad para avanzar en desarrollar aplicaciones para Android”, cuenta Saillén, oriundo de Luque.


Como muchos otros estudiantes universitarios, Saillén volvía a su casa los fines de semana para visitar a familiares y amigos. En ese entonces, su pasión por el desarrollo de software para los dispositivos móviles con Android lo llevó a crear una aplicación que concentraba todos los teléfonos de las remiserías de la zona, un medio de transporte clave tanto en Luque como en los pueblos cercanos al momento de planificar una salida nocturna.


“Esa fue mi carta de presentación, una guía telefónica simple creada con los conceptos básicos de la facultad junto al estudio de la documentación online de Android en la Web y con videos de YouTube”. Desde entonces, la combinación de educación formal, capacitación autodidacta y una activa participación en la comunidad de desarrolladores fue la fórmula que lo convirtió en uno de los referentes del Google Developer Group, que destacó la trayectoria de Saillén en su blog oficial por la app de delivery.


Una app para los comercios en plena pandemia


Después de una serie de proyectos locales, Saillén creó una aplicación de delivery para ayudar a los comercios de Luque, su pueblo natal.


Mientras continuaba con sus estudios universitarios, Saillén dividía su tiempo entre los proyectos profesionales que desarrollaba en Luque, como el catálogo de comercios que siguió los pasos de su primera aplicación. A su vez, mantuvo una capacitación constante tanto de forma online, donde consultaba y respondía preguntas de otros programadores en la plataforma Stack Overflow, además de participar en capacitaciones presenciales en Android, que lo terminaron por llevar a trabajar en una start-up en Carlos Paz.

“Así fue como empecé a estar en contacto con otros desarrolladores mediante el Google Developer Group, primero con su edición en Buenos Aires, y luego participando como anfitrión y capacitador en la versión cordobesa”, cuenta Saillén.


Toda esa experiencia volvió a estar presente en sus habituales visitas a Luque, cuando el dueño de un foodtruck le preguntó si era el programador que había hecho las aplicaciones de remises y comercios. “En ese momento había dejado de trabajar en relación de dependencia, y eso me permitió dedicarle tiempo libre a los proyectos que me gustan. Así nació Uh-LaLá!”, dijo sobre el inicio del servicio que comenzó como una sugerencia, y que terminó por transformarse en una aplicación móvil que conectó a los locales gastronómicos con sus clientes.


Un servicio de este tipo implica una cantidad enorme de aspectos y procesos a tener en cuenta, y que tiene una gran presencia en los principales centros urbanos de la Argentina. Sin embargo, Luque, una localidad de 10 mil habitantes que no contaba con un servicio de delivery de este tipo y el proyecto de Saillén fue clave para los comercios durante la primera etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio en 2020.


“Lo lanzamos al comienzo de las restricciones por la pandemia. Una vez que la publicamos en el Play Store, 300 personas descargaron la app. Y pude ver en tiempo real cómo se completaba el primer pedido: un lomito de una estación de servicios de la ciudad”, recuerda Saillén sobre su flamante plataforma.


De esa experiencia personal, iniciada casi de casualidad y por interés propio, Saillén comenzó a trabajar con otros programadores amigos del Google Developer Group, que se entusiasmaron con los comienzos de Uh-LaLa!. Su funcionamiento era muy similar a otras aplicaciones de delivery, pero en este caso, los comercios no tenían una comisión por uso.


“Había creado un montón de aplicaciones como ingeniero de Android, pero esta era la primera vez que estaba involucrado en un proyecto con un impacto directo en mi comunidad”, cuenta orgulloso el programador cordobés.


El impacto de fue tan grande como temporal, porque se sostuvo durante la pandemia con un grupo de amigos y colegas que apostaban a sostener el complejo y demandante proyecto de una aplicación de delivery. “Más allá de las buenas repercusiones que tuvimos, la parte más dura está en el aprendizaje de los usuarios, que en una localidad con las dimensiones de Luque no estaban acostumbrados a la tecnología. Y además, no tuvimos un equipo enorme: la responsabilidad recaída en los tres programadores, y dos a tiempo parcial, ya que trabajaban en relación de dependencia”.


Así fue como cumplió un corto ciclo de vida, que duró de marzo a noviembre de 2020. Sin embargo, la iniciativa no pasó inadvertida para la comunidad de expertos de Google, que expuso su caso en la conferencia mundial de desarrolladores, el Android Summit 2021.


El reconocimiento


El equipo detrás de ya no está involucrado en su funcionamiento, pero la aplicación sigue disponible en el Play Store de Google, como un buen recuerdo del trabajo en equipo durante los primeros meses del u-por la pandemia de coronavirus. “Después de tantos años como programador, estoy muy contento por todos los logros. Me cambió la vida y conseguí cosas que no pensé que podía alcanzar”, cuenta Saillén.
“La pasión de Gastón para compartir su experiencia y conocimiento con otros desarrolladores, lo llevó a convertirse en un Google Developer Expert. Este aporte ayuda a otros desarrolladores a hacer crecer sus propias carreras y beneficiarse de la vasta experiencia de Gaston”, dijo Paco Solsona, líder de Google Developers Latinoamérica sobre el aporte del programador cordobés a la comunidad global. A su vez, destacan su pasión por compartir su experiencia en presentaciones, publicaciones o videos en YouTube.


Como experto en el desarrollo de una de las tecnologías de mayor uso en todo el mundo, Saillén recibe a menudo consultas de otros jóvenes que, inspirados en su trayectoria, buscan dar sus primeros pasos en esta industria. “Al principio, la programación es muy desafiante. Hacés mucho y retrocedes más, es muy frustrante. Es común encontrar guías viejas y tutoriales que no funcionan. Aprendí más solucionando errores, es la mejor manera de aprender a programar”, aconseja Saillén sobre un sector que promete salidas laborales con sueldos altos, pero que enfrenta escasez de talentos, con 15.000 posiciones sin cubrir por año.

Últimos artículos

Cerro Champaquí: Focos extinguidos y tres imputados

Todos los focos en el Cerro Champaquí han sido extinguidos. Hay una investigación en...

Tomorrowland 2024: desde tu casa

Descubre cómo vivir la experiencia de Tomorrowland 2024 en vivo desde la comodidad de...

La Corte Internacional de Justicia declaró «ilegal» la ocupación israelí en Cisjordania

El Tribunal de la ONU con sede en La Haya pidió que se evacúe...

Apoyo a los SRT y sus trabajadores en el Gigante de Alberdi

La defensa de los medios públicos y el apoyo a los trabajadores de los...

Más temas

Cerro Champaquí: Focos extinguidos y tres imputados

Todos los focos en el Cerro Champaquí han sido extinguidos. Hay una investigación en...

Tomorrowland 2024: desde tu casa

Descubre cómo vivir la experiencia de Tomorrowland 2024 en vivo desde la comodidad de...

La Corte Internacional de Justicia declaró «ilegal» la ocupación israelí en Cisjordania

El Tribunal de la ONU con sede en La Haya pidió que se evacúe...