InicioProvinciales¿Cómo usamos las redes sociales los cordobeses ?

¿Cómo usamos las redes sociales los cordobeses ?

Publicada el

spot_img

Un estudio de la Facultad de Ciencias de la Comunicación relevó los consumos culturales y mediáticos en la ciudad de Córdoba.

Un equipo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) realizó una investigación sobre consumos mediáticos, culturales y tecnológicos de la ciudad de Córdoba.

En una encuesta realizada a 587 hogares de la ciudad de Córdoba, la investigación relevó varios aspectos de la vida cotidiana de los cordobeses, entre ellas el uso del celular, computadoras y redes sociales.

Según el estudio un 90% de los cordobeses afirmó usar internet de manera cotidiana y el 86% cuenta con un teléfono celular.

Por edad, como era de esperar, los más jóvenes son los que más utilizan internet. Sin embargo, la mayoría de los adultos mayores ya están familiarizados con el uso de celulares o computadoras.

Entre las edades de 16-19, 20-29 y 30-44 el uso de internet supera el 95%; este porcentaje baja al 86.5% en el de 45-59 años. Para mayores de 60, el porcentaje de uso de internet es de 70,1%.

“Consumos mediáticos, culturales y tecnológico – Ciudad de Córdoba en contexto de pandemia”,  es un informe realizado en base a una investigación desarrollada en la Facultad de Ciencias de la Comunicación en el marco de un Proyecto institucional de investigación, desarrollo tecnológico y artístico en áreas prioritarias de la Secretaría de Ciencia y Tecnología (SECyT) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y financiado por la Secretaría de Políticas Universitarias en 2021.

«Este es un estudio que proporciona un primer mapa de tendencias, y que es necesario profundizar con metodologías cualitativas para indagar en profundidad en usos, hábitos y consumos. Por supuesto, nos da muchas pistas para elaborar hipótesis, mientras que antes no teníamos ninguna certeza ni ningún dato relevado de forma sistemática acerca de ningún medio», explica Fabiana Martínez, integrante del equipo de investigación.

El estudio se presentará este jueves 19 de mayo a las 18 horas en la biblioteca de la Facultad de Ciencias de Comunicación de la Universidad Nacional de Córdoba.

Las 10 apps más usadas en Córdoba

En la “cultura de la conectividad” cordobesa, las aplicaciones más utilizadas en la ciudad son:

WhatsApp (85.1%)

YouTube (69.6%)

Facebook (64.7%)

Netflix (59.2%)

Instagram (54.3%)

Google Meet (30.4%)

Spotify (28,5%): versión paga (16.8%) y gratis (11,7%)

Twitter (19.4%)

Tiktok (18.5%)

Telegram (15.6%)

Todas estas aplicaciones se pueden clasificar en aplicaciones de comunicación o redes (WhatsApp, Facebook, Instagram, Meet), acceso a contenidos audiovisuales de entretenimiento (YouTube, Netflix) y aplicaciones de consumo musical (Spotify).

Sobre WhatsApp, la investigación sostiene: “la cotidianidad de una app de mensajería instantánea como Whatsapp confirma el desplazamiento del SMS u otro tipo de mecanismos tradicionales de la telefonía móvil y fija”.

“Todos los días un cordobés escribe y/o lee algún tipo de mensaje posiblemente con registros lingüísticos, icónicos y auditivos”, agrega.

Además, con la pandemia, WhatsApp se expandió a las comunicaciones institucionales como vía de comunicación entre padres y escuela, entre estudiantes, canal de consulta de servicios, entre otros.

Por otro lado, la encuesta también enumera otras aplicaciones que son populares en Córdoba pero no tan masiva como: apps de citas (Badoo, Happn, Tinder), Snapchat, apps de edición musical y videos, de viajes (Tripadvisor, Booking, Trivago), LinkedIn y videojuegos.

«El estudio muestra una gran aceptación (e incluso crecimiento, en pandemia) de aplicaciones que proveen productos audiovisuales, cambiando totalmente la lógica de los consumos audiovisuales», explicó Fabiana Martínez, editora del informe e integrante del equipo de investigación sobre las aplicaciones de contenidos audiovisuales de entretenimiento.

«El consumo es personalizado, aparecen nuevas modalidades habilitadas por el streaming y el on demand (como las «maratones»), y apareció una forma de consumo totalmente diferente a la de la televisión abierta y la del cable (se entraman entre sí, no es que una desplace completamente a las otras). Entonces, la televisión está resignificada y en tanto equipamiento, en tanto aparato, encuentra nuevos usos y sentidos para los sujetos y las familias», agregó.

Martínez destaca cómo las aplicaciones modificaron los consumos culturales.

«En la mayoría de los casos, las aplicaciones se consumen a través del celular: aplicaciones y celulares son los componentes centrales de la cultura contemporánea. Se consumen en todo momento del día, a través de todos los espacios, tanto en la casa, como en el momento del tránsito o de espera. Esto está habilitado por su característica de portabilidad: el celular es un aparato que se lleva en el cuerpo, y habilita una conexión constante que da lugar a una perpetua personalización de los consumos, también», explicó.

El uso de las aplicaciones e internet va variando con la edad, remarca el informe.

Por ejemplo, los jóvenes de 16 a 19 años son los que más utilizan el celular para asistir a eventos culturales (música, teatro, cine) vía streaming. Además, son los que más utilizan Instagram.  Twitter y Tiktok también son aplicaciones populares cuyo uso es inversamente proporcional a la edad.

Por otro lado, este sector es el que menos usa Facebook, aplicaciones de compra, homebanking y portales de noticias.

Los más jóvenes también son los más “prosumidores”, es decir, además de consumir contenidos también lo producen. Son los que más comparten fotos y/o novedades de su vida, graban y/o editan videos y escriben opiniones o comentarios de películas, libros, series que han visto o leído.

Las personas de 20 a 29 años se caracterizan por ser el grupo que más utiliza la computadora a la hora de trabajar. Esta franja etaria es la que más chequea mails, usa aplicaciones de citas por computadora, estudian y juegan de manera online.

“También son la franja (junto a la de 30-44) que más utiliza Internet para comprar/ vender/contratar bienes o servicios y realizar operaciones bancarias y/o impositivas”, destaca la investigación.

La franja de 30 a 44 años son quienes más leen portales de noticias (en todos los dispositivos). Al igual que las personas de 20 a 29 años también tienen un uso cotidiano de la computadora.

Pasados los 45 y hasta los 59, el uso de la PC disminuye. Curiosamente este rango de edad es el que más usa aplicaciones de citas por celular.

El uso de los aparatos electrónicos disminuye en personas mayores de 60. Predomina el uso de internet para redes sociales y en cambio no juegan online, no estudian, no utilizan Instagram.

«Nos llamó la atención que todos los grupos de edades recurrieron a aplicaciones para comprar, vender y hacer trámites. Esta es una novedad, y nos habla no tanto de la «agilidad de un trámite» sino también de la legitimidad que estas aplicaciones tienen, pues hay que tener un nivel de confianza alta como para realizar a través de ellas trámites económicos. Es decir: para los públicos actuales, se trata de modalidades totalmente confiables, seguras y legítimas», destacó Martínez.

Qué hacen los cordobeses en redes sociales

A contramano de las generaciones más jóvenes, la mayoría de los cordobeses mantienen una relación pasiva en redes sociales.

“Entre los usuarios de Internet encuestados hay más pulsión por observar y consumir que por producir o contenidos propios salvo que sean temas autobiográficos o íntimos”, describe la investigación.

Las principales actividades que hacen los cordobeses en redes son: seguir la cuenta de sus artistas preferidos, compartir canciones o videos musicales, y compartir fotos y/o novedades de su vida.

Las actividades menos frecuentes realizadas por los encuestados en redes sociales son: transmitir shows o eventos en vivo, comentar y/u opinar en cuentas privadas de artistas y/u organismos públicos culturales, grabar y/o editar sus propios videos para compartir.

“Predomina la disposición a observar los contenidos sin comentar nada y la de “reaccionar (me gusta, etc.) a los contenidos”, y están escasamente presentes las opciones de “comentar y opinar”, “compartir contenidos”, “publicar contenidos propios», remarca el informe.

En la investigación, solamente el 5,2% de los encuestados afirmaron que comentan frente a contenidos en redes sociales y tan solo el 3,6% “publica contenidos propios”.

“Esto hace tambalear la ya lejana e ingenua esperanza de un “prosumidor” crítico, autónomo (…) los datos obtenidos ponen en cuestión la idea de que Internet garantiza el acceso a una plataforma democrática libre de restricciones tempo-espaciales para la opinión pública”, remarca el informe.

Últimos artículos

Cerro Champaquí: Focos extinguidos y tres imputados

Todos los focos en el Cerro Champaquí han sido extinguidos. Hay una investigación en...

Tomorrowland 2024: desde tu casa

Descubre cómo vivir la experiencia de Tomorrowland 2024 en vivo desde la comodidad de...

La Corte Internacional de Justicia declaró «ilegal» la ocupación israelí en Cisjordania

El Tribunal de la ONU con sede en La Haya pidió que se evacúe...

Apoyo a los SRT y sus trabajadores en el Gigante de Alberdi

La defensa de los medios públicos y el apoyo a los trabajadores de los...

Más temas

Cerro Champaquí: Focos extinguidos y tres imputados

Todos los focos en el Cerro Champaquí han sido extinguidos. Hay una investigación en...

Tomorrowland 2024: desde tu casa

Descubre cómo vivir la experiencia de Tomorrowland 2024 en vivo desde la comodidad de...

La Corte Internacional de Justicia declaró «ilegal» la ocupación israelí en Cisjordania

El Tribunal de la ONU con sede en La Haya pidió que se evacúe...