Conecta Con Nostros

Mundo

La herencia de Bill Gates

El CEO de Microsoft anunció a quién dejará su herencia y sorprendió a todos con la decisión que tomó.

El multimillonario que posee una fortuna estimada de 112 mil millones de dólares, anunció en su blog oficial que su herencia no irá hacia sus hijos ni a su exesposa, Melinda French.

El magnate decidió dejar el 20% de su herencia (alrededor de 22 mil millones) a la Fundación Bill y Melinda Gates. La organización sin fines de lucro destina sus fondos en tecnologías de innovación en agua, provisión de ayuda médica para refugiados y planes de saneamiento, entre otras iniciativas importantes.

«Donar dinero no es para mí un sacrificio. Me siento privilegiado por poder implicarme en enfrentar estos retos, disfruto el trabajo y creo que tengo la obligación de devolver mis recursos a la sociedad, de la forma en la que tengan el mayor impacto posible en la reducción del sufrimiento y en la mejora de vidas», expresó Bill Gates.

La Fundación Bill y Melinda Gates, fue fundada en enero del 2000, con el objetivo de brindar igualdad en el acceso a la salud y educación en todo el mundo. Brinda apoyo en situaciones de emergencia y programas importantes. 

A través del proyecto «Soluciones de saneamiento de residuos a valor para los campamentos de refugiados en el este y el cuerno de África», investigaron sobre tecnologías de saneamiento en el continente con el objetivo de proveer a los campamentos de energía y medios de supervivencia agrícolas.

Además, Bill Gates trató de beneficiar a los bebes a través del programa «Salvando vidas de recién nacidos en entornos de refugiados». El proyecto abarcó Sudán del Sur, Jordania, Etiopía, Chad, Camerún y Nigeria. El plan incluyó capacitación, tutoría, supervisión y provisión de equipos de salud.

Tiene un fondo de donación de 29 mil millones de dólares y actualmente ha destinado más de 10 millones a investigaciones y programas contra enfermedades como el sida y la malaria.

Cabe mencionar que Bill Gates fundó la empresa de software en 1986 y con el paso de los años se convirtió en uno de los hombres más ricos del planeta.